Propuesta UX: pedir comida

Hace un año realicé una propuesta de rediseño para una app de comida a domicilio. Como finalmente no llegó a desarrollarse me he animado a publicarla para mostrar de qué se trataba.

El cliente quería mejorar la usabilidad de su app para pedir comida a domicilio. Sin tener datos de uso ni conocer el punto de vista de sus clientes no se podía proponer algo con demasiada base. Sin embargo, pensé en qué es lo que habitualmente me ocurre a mi cuando uso una de estas apps, lo contrasté con varios usuarios, concretamente 10 a través de una breve encuesta. Y vi que en la mayoría de los casos el usuario manifestaba la misma problemática.

Problema a resolver

En este tipo de aplicaciones se muestra inicialmente un listado de restaurantes o sitios de comida que están cerca de el usuario, basándose en su dirección o código postal previamente solicitado. A partir de ahí el usuario debe elegir un local para pasar a ver el listado de platos que este ofrece, los cuales muy habitualmente no pueden verse, no tienen foto o si la tienen es de stock.

Esto hace que el usuario tenga que elegir en base al local, quizás por que lo conoce de antemano o guiándose por las valoraciones y comentarios de otros usuarios. Tambien puede ir chequeando local por local para ver los platos que tiene y decidir qué le apetece, pero se hace tedioso mirar varios restaurantes y comparar su carta.

Todo esto, muchas veces, se traduce en: pido a este sitio por que ya lo conozco, no vaya a ser que me salga rana.

Propuesta

Podríamos darle la vuelta a esta experiencia de uso y tratar al usuario como si la app fuese un gran restaurante que suma todo lo que ofrecen sus restaurantes adscritos.

Podríamos hacerlo al revés: dejar en un segundo plano qué restaurante ofrece cada plato y centrarnos en el plato en sí mismo, que al fin y al cabo es el producto final que el usuario desea adquirir. La abstracción más inmediata no es quién hace un plato, si no, más bien, qué tipo de comida engloba dicho manjar, así que agrupar las posibilidades de compra en base a tipos de comida podría ser mucho más útil y fácil de usar.

Y es que, cuando te dispones a usar una app de comida a domicilio, normalmente tienes hambre y necesitas una forma fácil de llegar a la mejor manera de saciarla. No tienes por qué saber si en YUN BUN KWOI hacen un buen ramen o si las hamburguesas de MikeLong están buenas, pero seguramente sepas si te apetece más una hamburguesa, comida japonesa o una ensalada, por ejemplo.

Así que me puse manos a la obra a describir esta idea a través de un prototipo rápido para mostrar como funciona la propuesta, solo son 3 pantallas pero creo que se entiende perfectamente el cambio de paradigma:

Paso a paso

Para empezar, la app te saluda, y lo hace de manera diferente en base a la hora del día que sea, un detalle que adoro: software amable y vivo. Y te pide tu dirección o código postal para poder comenzar.

En cuanto tiene tu ubicación, la app te pregunta qué te apetece comer o cenar, de nuevo en base a la hora que sea (I’m loving it!). Y seguidamente muestra un listado de los platos más populares en tu zona.

Aquí tendríamos varias posibilidades y todo un mundo de opciones de marketing: mostrar los tipos de comida más vendidos, los que más se quiera promocionar, los más nuevos, los mejor valorados,… Podría hacerse de muchas formas, incluso podría ir cambiándose o ser configurable por el usuario a través de un selector.

Lo importante es que resulta mucho más fácil decidir qué plato o tipo de comida te apetece, más que “a qué restaurante vas a pedir”.

Tras la elección inicial del tipo de comida, pasamos a un listado de los platos más valorados dentro de este tipo:

Esto se podría complicar mucho, pero no para el usuario, si no para decidir a nivel de marketing qué mostrar primero. De nuevo las opciones anteriores y la posibilidad de que el propio usuario cambie el filtro: “muestrame las hamburguesas más valoradas por otros usuarios, las más baratas, las más grandes, … (whatever).

Conclusión

El caso es que en dos clicks, estás ya viendo directamente los platos que te apetecen. Apuesto a que esto se traduce en muchas más ventas: si veo que la hamburguesa Hurricane, está bien valorada, tiene buena pinta en la foto y el precio es asequible… acaba en mi cesta muy fácilmente.

Evidentemente detrás de todo esto hay una complejidad técnica: habría que mostrar todos los platos, o gran parte de ellos, con sus propias fotos, un sistema de valoraciones de los usuarios, cosa que ya suele hacerse en base a los restaurantes, pero ¿por qué no en base a los platos?.

También, del lado logístico, habría que ver si es posible hacer crossselling, es decir: pedir productos de distintos locales que estén en tu zona en un mismo pedido (lo cual sería maravilloso). Si no es así, habría que diseñar un siguiente paso que le deje claro al usuario que al elegir ese producto solo podrá pedir más productos de este mismo local o bien estaría realizando varios pedidos diferentes. Todo esto ya serían temas a estudiar en base al modelo de negocio y las limitaciones de cada servicio a domicilio en particular.

Pues ahí queda la propuesta, si alguien quiere implementarla ¡que me contrate! o, si directamente alguien quiere robarla, al menos, que deje un comentario ; }

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.